Mucha gente se escandaliza cuando oye que nuestras mascotas pueden recibir terapias naturales para tratar dolencias o aptitudes negativas. Pero no tiene que ser así… cuando su mascota tiene alguna patología o comportamiento negativo, ¿no suele recurrir a un veterinario o centro de enseñanza canino para encontrar una posible solución?  Claro está que una terapia natural nunca podrá sustituir el trabajo de un veterinario o de un adiestrador, pero si podrá ser de gran ayuda y, en muchos casos, dar un remedio que la ciencia puede dar igualmente o no.

Se puede hablar de distintos tipos de alternativas, como  por ejemplo, Reiki, Flores de Bach, cromoterapia, etc. Desde hace miles de años, en las culturas asiáticas, se utilizan estas terapias como remedio para los humanos, pero no nos tenemos que olvidar que un humano no deja de ser un animal, con unas características específicas propias de nuestra especie, como la ética, la moral y la capacidad de razonar y hablar; pero sigue siendo un animal. Entonces la otra gran pregunta sería: ¿Por qué a un humano se puede someter a una terapia natural y a un animal, en general, no?

En España, existe mucho escepticismo con todas estas terapias y muchas personas hablan en contra, sin tener mucha idea  o sin tener ningún tipo de experiencia. En muchos países de Europa, previamente a una operación, se somete al paciente, tanto animal como humano, a terapia de Reiki para poder prepararlo bien antes de entrar al quirófano y, de este modo, las probabilidades de éxito y de una buena recuperación postoperatoria, aumentan considerablemente. Pero, ¿en qué consisten estas terapias naturales?

EL REIKI

Esta terapia es una disciplina japonesa la cual se basa en la energía vital de cualquier ser vivo, teniendo aplicaciones para la curación física, emocional y energética. Esta es una terapia vibracional donde se trabaja imponiendo las manos encima del animal, acompañado de masajes terapéuticos, ayudando, desde el plano energético, a armonizar los chakras* y fortalecer el sistema inmunológico del animal.

*Según el hinduismo y algunas culturas de Asia, los chakras son centros de energía inmensurable (no medible de ninguna manera) situados en un cuerpo animal.

 

reiki

 

FLORES DE BACH

Con las Flores de Bach se puede tratar las experiencias negativas o las emociones desagradables que están sufriendo nuestras mascotas. Los animales responden a la energía contenida en las flores de la misma manera que en los humanos. Si se observa que el animal tiene un problema emocional reflejado en un comportamiento indeseado, tomando las Flores de Bach se puede resolver de manera sencilla. Esta terapia se suele combinar, muy frecuentemente, con el Reiki.

 

flores

 

CROMOTERAPIA

Este método armoniza y ayuda a la curación natural, de ciertas enfermedades, a través de los colores. Los colores corresponden a vibraciones que tienen velocidades, longitudes y ritmos de ondas distintos. Estos ejercen una influencia física, psíquica y emocional que, tanto las personas como los animales, no son conscientes y que permite a la propia energía vital a tener un estado que facilita el auto curación.

 

turca

 

PATOLOGÍAS  A TRATAR

Como se ha mencionado con anterioridad, las patologías a tratar pueden ser muy diversas, tanto a nivel físico como a nivel emocional. Para hacernos una idea, podrían ser: depresión, apatía, desinterés, nerviosismo, agresividad, ansiedad, post-operatorios, alergias, eczemas, infecciones, mareos en el coche, embarazos psicológicos, etc., e inclusive, para preparar el animal antes de su muerte anunciada (acompañamiento en sus últimos momentos).

CONCLUSIÓN

En los animales, las terapias naturales actúan de una manera más rápida e intensa que en el ser humano adulto, porque ellos no hacen JUICIOS  ni de la energía ni del tratamiento que se les está sometiendo, haciendo que muchas recuperaciones hayan sido fulminantes.